MI HIJO TOMA ALCOHOL. UNA GUÍA PARA PADRES (ADULTOS Y CONSCIENTES)

“ ESTE ES UN TEMA GRAVE, NO LO NATURALICES COMO SI FUERA “NORMAL”. TODOS LOS ADULTOS QUE ACUERDEN CONDUCTAS SIMILARES CON RESPECTOS A SUS HIJOS, LOS ESTÁN SALVANDO”.

Hoy porque está en Sanber, pero también lo hace en una fiesta, en casa de “amigos”, en la calle, en un cumple de quince, en todas partes. Ya no sé que hacer. Relatos desesperados como estos de madres y padres de crías adolescentes los escucho a diario, y es un flagelo cada vez más preocupante en la sociedad actual. Una sociedad que se olvidó de los socios y que reproduce cada vez, más y más competidores.

¿Qué hacer con la previa?, ¿a que edad puede empezar a beber?, ¿si sus amigos se emborrachan y se drogan, qué se puede hacer?

La previa, es en casa y con tu presencia. Lamentablemente la previa es una instalación adolescente de estos tiempos. Como padre y en tu casa, podrás regular el consumo y tipo de alcohol. No permitas que ellos se

autoregulen, no lo hacen. Ojo con que tome muy rápido. Más alla de embriagarse rápidamente hasta llegar como límite a un coma etílico, es una conducta tóxica que deberá alertarte. Si es así, es probable que prefiera salir a beber, que a hacer otras cosas más saludables, es común que baje su rendimiento escolar y que esté cada vez más irritable, con conductas atípicas y desconcertantes. No permitas que la previa sea en boliches o en la calle. Coordiná con los padres de los amigos de tus hijos, cómo, cuándo y de qué forma dejarles hacer la previa en la casa de uno de ustedes. Si los padres no quieren acordar este trato, cambiá de amigos. Si no puedes cambiar de amigos, cambiá de casa, y sino puedes hacerlo, cambiá de colegio, o de barrio, o de ciudad. Este es un tema grave, no lo naturalices como si fuera “normal”. Todos los adultos que acuerden conductas similares con respectos a sus hijos, los están salvando.

Es muy sabido científicamente (American Psychiatric Association y Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, por solo nombrar algunos estudios), que tomar alcohol en la edad adolescente trae consecuencias catástroficas. Quienes inician la ingesta de alcohol antes de los quince años tienen hasta cinco veces más riesgo de convertirse de adultos, en alcohólicos, y diez veces más riesgo del consumo de droga. Además, afecta la memoria, el aprenziaje, el proceso cognitivo y por la inmadurez de su hígado que aún no puede metabolizar correctamente, se es proclive a una intoxicación más rapidamente, incluso llegando a una hepatitis o cirrosis prematura. El alcohol produce además hipoglucemia lo que daña la cantidad de azúcar que llega al cerebro, teniendo como consecuencia graves trastornos en el sistema nervioso central, hipertensión y cáncer, y ni que hablar de las consecuencias indirectas como accidentes de tránsito, embarazos no deseados, violencia y consumo de drogas.

Los adolescentes beben por varias razones; confunden diversión con borrachera, lo hacen para vencer su timidez, o por creerse maduros, para sentirse atractivos, y por la presión social del grupo al que desean formar parte. Quizá sos de lo que creen que si tus adolescentes toman tempranamente ejercitarán un autocontrol y preparación para el futuro. Falso. Si llega borracho a tu casa, requerís armarte de paciencia y poner el tema seriamente en la mesa, castigar con prohibiciones que puedas cumplir y entender que en ese vacío adolescente, ésta es una forma de llenarlo. Tomar alcohol o droga es el indicador que algo no anda bien en la vida de ese chico (a). Por eso, es clave que organices encuentros con otros padres adultos conscientes de sus amigos, para establecer reglas claras y concretas. No se trata de serantipáticos, se trata de hacer bien tu trabajo.

Pin It

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *