La pérdida de autoestima en la mujer, posterior a su separación es fraude

Te han convencido que cuando él te deja, vos quedarás herida en la autoestima. Te han dicho que es terrible. Te han asustado con el “¿qué harás ahora?” o el “¿qué dirá la gente?”. Te han aterrorizado diciéndote “¿y tus hijos, qué será de ellos sin padre?”. Patrañas. Un verdadero fraude.

Entender que la vida conyugal, como todo en la vida adulta con criterio formado, es una permanente elección, es tu mejor soporte. Claro está que no es gratis. Pena, tristeza, amargura existirá de todas maneras, pero de ahí a que comprometa tu autoestima, tu dignidad o tu carácter, jamás.

Nada sucede. Nada grave obviamente. La separación es una situación nueva, incómoda, conflictiva y turbulenta, no hay duda de ello. Sin embargo, no permitas que siquiera roce la profundidad de tu esencia que tantos años te llevó construirla. Nada es tan importante como vos misma. Llegaste hasta esa relación sola y de ahí saldrás de la misma forma. Quizá con un poco de ayuda profesional o con la de un anciano con experiencia, pero nada más. Nada ni nadie podrá lesionar tu autoestima. Créeme. Tus promesas de bienestar permanente para tu propia vida son las que enaltecen la autoestima, nada más. Nadie puede quitarte eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *